Qué ver en Vitoria-Gasteiz

En Vitoria nos quedamos un fin de semana de finales de junio, en casa de mi hermano que está trabajando unos meses allí.

Vitoria-Gasteiz, este es su nombre oficial, es sede de las principales instituciones políticas de la comunidad autónoma: el Gobierno y el Parlamento Vasco.

Nada más llegar dimos una vuelta con el coche por los principales barrios de la ciudad. Visitamos la zona de Mendizorroza donde se encuentra el campo de fútbol con el mismo nombre y donde juega el Alavés.

Aparcamos el coche y visitamos el casco antiguo. Llegamos a Plaza de España, donde está ubicado el ayuntamiento de la ciudad.

Al lado se encuentra la Plaza de la Virgen Blanca, lugar de encuentro para la gente de Vitoria. Hay muchos fuentes, bancos, bares para tomar algo… ¡Siempre hay gente en ella!


Al principio de la plaza se encuentra este monumento que nos indica que Vitoria-Gasteiz es capital verde de Europa en el año 2012.


En la parte de arriba de la plaza se encuentra la iglesia de San Miguel, de estilo gótico-renacentista construido en el siglo XIV, desde donde hay una vista de toda la plaza de la Virgen Blanca.

Callejeamos por la plaza del Machete y por los calles de alrededor.


Paseamos hasta la Catedral de María Inmaculada de Vitoria y por un pequeño parque situado delante de esta.

Se hizo ya la hora de cenar e hicimos un recorrido por los principales bares de la ciudad para probar sus fabulosos pinchos.

Al día siguiente visitamos la Bodega de Marqués de Riscal, situada a unos 45 o 60 minutos de la capital alavesa.

Volvimos al centro y comimos un chuletón de buey en uno de los restaurantes de la plaza del Machete. El restaurante Kaskagorri.

Después de reposar la comida, nos desplazamos con el coche a unos pocos kilómetros de la ciudad. Al pantano de Landa, un lugar muy bonito, ideal para ir a pasar un día de picnic. Con zonas adaptadas para el baño, bares, aseos. Lugar ideal para pasear, hacer deporte o simplemente sentarte y relajarte.


Cuando volvíamos a la ciudad vimos el pabellón del equipo de baloncesto, Caja Laboral, antiguo Tau. El pabellón Buesa Arena.

Después fuimos a tomar algo y degustar los últimos pinchos como despedida.

Vitoria es una ciudad muy tranquila y bonita, con una calidad de vida de las mayores de España. Ideal para un fin de semana, donde tiene bastantes cosas para visitar para ser pequeña y donde se come y bebe muy bien. Muy recomendable su visita.

1 comentario:

  1. Me viene como anillo al dedo esta entrada
    proque hace tiempo que estamos esperando hacer una escapada por esas tierras , así que tomo nota
    abrazos

    ResponderEliminar

LinkWithin